Hacer estiramientos para soltar cargas del pasado

Así dicho, suena un tanto fuerte. Veamos: imagina a una mujer que trabaja en un centro empresarial a las afueras de la ciudad. Su rutina diaria de lunes a viernes viene a ser la siguiente: madruga, se asea, bebe un café de pie en la cocina, corre a levantar a los niños, los prepara, los deja en el colegio y emprende el camino a la oficina luchando contra el atasco para llegar a la hora de fichar, cumple con su trabajo hasta bien entrada la tarde sin parar ni para comer, ya se sabe de memoria la variedad de sandwiches de la máquina, lo importante es llegar a tiempo a buscar a sus hijos a la salida de la extraescolar, sortea reuniones de última hora, sortea el atasco de vuelta, recoge a los niños en el colegio y juntos llegan a casa, suelta el bolso, suelta los zapatos, se cambia y se pone el delantal para preparar la cena, los niños se pelean, los niños necesitan ayuda con los deberes, la sopa se sale de la olla, empezamos de nuevo, todos a la mesa, un rato de paz, cuentos y besos, se derrumba en la cama. Fin de la jornada. 

¿Exagerado? ¡Ójalá! Este perfil únicamente pretende retratar el encaje de bolillos en que hemos convertido nuestros días:  las actividades se suceden en horarios cortados con precisión de cirujano, vamos acumulando tensión, nos la echamos a la espalda y seguimos hacia delante, día tras día.

Pedram Shojai mantiene que este echárselo a la espalda no es solo una expresión. Sostiene que todas las cosas que nos oprimen en la vida terminan quedando registradas en nuestro cuerpo y que llega un momento en el que parecen haberse asentado en él permanentemente en forma de tensiones en el cuello, en las caderas, en la zona lumbar o en la zona posterior de los muslos. Para explicarlo, acude a la comparación del cuerpo con un muelle: si aprietas un muelle, debes soltar la tensión para que vuelva a su posición inicial; si la presión es continua y el muelle no se estira, se deforma y pierde su elasticidad. 

En esta misma línea, Jon Kabat-Zinn incorpora rutinas de yoga en su programa MBSR: los estiramientos de estas asanas constituyen uno de los pilares de su programa para el tratamiento del estrés. Aquí el yoga se concibe como una forma de meditación: cuando nos estiramos y guardamos el equilibrio, aprendemos a trabajar y habitar nuestros límites, mientras nos mantenemos conscientes en cada momento.”

Así pues, la practica que te propongo hoy consiste en dedicar unos minutos a estirar tu cuerpo, la actividad que utilices para ello es indiferente: puedes optar por el yoga, el  pilates o una simple tabla de estiramientos en el gimnasio. Lo importante es que al estirar tu cuerpo, te apoyes en la respiración para explorar tus límites y los retes de una forma respetuosa para evitar daños. Esta práctica te permitirá soltar tensiones acumuladas en tu cuerpo a lo largo del día, como tu cuello o la zona lumbar si has pasado mucho tiempo sentado, y también despertar músculos que llevas tiempo sin utilizar y que agradecerán un poco de cariño si no quieres que se atrofien. 

Related Articles